lunes, 12 de diciembre de 2016

Jugar a ser pájaro



Siempre quise dibujarme
unas alas en la espalda.
Para jugar a ser pájaro
y beber de la luna llena.

Tú siempre quisiste un poema
capaz de romper el ruido.
Para jugar a ser planeta
y escuchar la respiración
del universo.

¿Por qué no perfilas con tus dedos
unas plumas en mi dorso?
A cambio te prometo un verso
que resquebraje la Tierra.

De esta manera,
los dos podremos fingir
que somos libres.

Noelia

No hay comentarios:

Publicar un comentario