lunes, 19 de octubre de 2015

Invierno - microcuento



Cuando llegó el frío

Un señor con levita que se parece a Pushkin se arrodilla en el jardín para agitar el otoño de sus versos. Sabe que entre las hojas garabateadas de melancolía todavía queda un diente de león que enseña sus garras al frío. Lo siente. Lo busca frenéticamente. Lo rastrea como la última esperanza que precede al terror puntiagudo del invierno, pero su ansiedad le traiciona… Bajo su pie izquierdo el verano expira en el silencio de un grito. El poeta se paraliza y el frío cae sobre él como una piedra que aplasta cada uno de sus versos. Todo se congela. Ya solo queda esperar a la próxima primavera.

Noelia Toribio

No hay comentarios:

Publicar un comentario