viernes, 6 de noviembre de 2015

Su luna de miel



                                  ¡Cariño! 

Lo lamento. Lo lamento mucho.
La última de mi intenciones era hacerte daño.
¡Te quiero! De verdad. Te aseguro que te quiero.
¡Oh, cariño! Lo lamento, lo lamento mucho.

Cambiaré. Cambiaré te lo prometo.
Solo ha sido un pequeño despiste, una tontería.
No volverás a tener que preocuparte por esto.
¡Oh, cariño! Cambiaré. Cambiaré te lo prometo.

Perdóname. Perdóname te lo suplico.
Sabes que en mi pensamiento no cabe vivir sin ti.
Por favor, no volveré a hacerlo, no volverá a ocurrir.
¡Oh, cariño! Perdóname. Perdóname te lo suplico.

La próxima vez tendré la comida a tiempo,
pero por favor, no me golpees más, cariño.

                                                                           Te lo ruego.


Noelia Toribio

No hay comentarios:

Publicar un comentario