sábado, 24 de diciembre de 2011

Recuerdo



La noche está callada y triste,

sin vapor de nube ni estelas flotantes,

apenas la acompaña la Luna dormida

que recoge sus pensamientos de azabache.



Con timidez se filtra por los ventanales de mis sueños,

inundándome de una contagiosa melancolía

que se cuela por las puertas abiertas del silencio.

¡Oh soledad de la noche... que acompañas a mi soledad marchita!



Oscuridad, melancolía y sueños...

Te recuerdo...



Estoy callada y triste,

sin tu cálido abrazo ni tus besos flotantes,

apenas me acompaña tu guante dormido

que recoge mis pensamientos de azabache.



La oscuridad cierra mis ojos

mientras tu aroma prepara una película en la cámara de mis recuerdos...

Diapositivas mágicas de ojos nocturnos,

sonrisas de Luna, palabras dulces,

suspiros de humo, besos de aire,

caricias de pluma, susurros suaves...



Y la noche se agita en el techo de mis sueños

volando con unas alas invisibles

por la memoria viva de tu recuerdo.



La noche se agita en el techo de mis sueños

mientras yo te escribo un poema a orillas de la Luna...



Noelia Toribio

2 comentarios:

  1. No está mal; ¿qué tal esta música para acompañar?

    http://www.youtube.com/watch?v=K8MEdaEAcME

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias :) la verdad es que la canción no me pega demasiado con el poema, quizás una más melancólica quedaría mejor, pero muchas gracias por la propuesta, yo también he pensado muchas veces que sería buena idea a compañar las poesías con la música

    ResponderEliminar