sábado, 8 de diciembre de 2012

Por mi anhelo y tu ausencia


 

Silencio de palabras sepultadas

tras las puertas de los labios taciturnos.

Hondo suspiro del dichoso anhelo

que eterna hace la insufrible espera.

Soledad profunda entre las sábanas

de blanco inmaculado manchado de lágrimas.

Pesar de la amarga ausencia

que lejos de mitigar el recuerdo alienta.

 

¡Ay!

Amenaza de las fauces abiertas

por las que ruge el monstruo de la tristeza.

Fantasma del miedo que despierta

dejando a la noche en vela.

Dolor profundo que esta noche

en el lecho de mi alma se hospeda.

 

Y todo por mi dichoso anhelo

y tu amarga ausencia

 

Todo por mi dichoso anhelo

y tu amarga ausencia...

Noelia Toribio

2 comentarios: