domingo, 18 de marzo de 2012

El resurgir




La espuma rota
libera un alarido de mil lamentos...
Voces ni vivas ni muertas quiebran el cielo
gimiendo en un dolor que es sobrehumano.

Aterrado tiembla el indómito mar,
la luna intenta ocultar su luz tras la noche
y la noche trata de ocultarse entre las brumas.

Entonces el espejo del mundo se rompe en mil pedazos
salpicando negros cristales
y de las profundas tinieblas de las aguas fantasmales
renace infernal...
¡El Barco de la Tristeza!
de timón quebrado y raídas velas.

Oh, Tripulación del Llanto que clamas tu agonía inmortal
¡más fuerte que nunca, más fuerte que nunca!
entre lágrimas que se evaporan en la gélida niebla
¡más densa que nunca, más densa que nunca!

Y yo antes vigía en busca de horizonte
mi catalejo he destrozado en las crestas del mar...
Ahora soy capitana de esta nave espectral,
un monstruo de tristeza desecho en sus lágrimas,
un monstruo de tristeza encadenado a su pesar.

¡Oh, poderoso navío de llanto y melancolía...!
solloza tranquilo en la escarcha de la ola
que ya nunca podrá capitán alguno
abatirte a cañonazos de esperanza ni alegría...



Noelia


2 comentarios: